Periodoncia:


Se encarga del correcto mantenimiento de la salud de la encía y de los tejidos de soporte de los dientes. La gingivitis es la inflamación de la encía, y suele deberse a una incorrecta higiene bucal, pero nunca conlleva la alteración del hueso que rodea a los dientes.

La periodontitis es una enfermedad infecciosa que afecta a los tejidos que rodean a los dientes otorgándoles fijación y soporte: la encía, el ligamento periodontal, el cemento radicular y el hueso alveolar. Es causada por bacterias que viven en los restos de comida que quedan depositados sobre los dientes (placa bacteriana), y en el sarro (cálculo dental). A pesar de ello, estas bacterias necesitan de otros factores para que pasemos de tener una simple inflamación de las encías (gingivitis) a una periodontitis (antiguamente conocida como piorrea). Estos otros factores son: la predisposición genética (herencia familiar), la respuesta inmune (defensas frente a las infecciones), el estrés, el tabaco, la diabetes, o el rechinar de dientes (bruxismo).

Las consecuencias de la periodontitis sólo son detectadas por el paciente cuando la enfermedad se encuentra en un estado avanzado, y pueden ser: movilidad de los dientes, huecos y separación progresiva entre ellos, dientes sensibles y descarnados, dientes alargados, encías doloridas, encías con sangrado espontáneo, mal olor de boca persistente (halitosis) , supuración, e incluso pérdida de dientes. Por todo ello es muy importante realizar un diagnóstico temprano de la enfermedad mediante radiografías y mediciones de la cantidad de sujeción perdida por los dientes (sondaje).

El tratamiento consiste en limpiar la boca del paciente por encima y por debajo del nivel de las encías, retirando todo el sarro y la placa bacteriana acumulados. En ocasiones es necesario realizar cirugías periodontales para acceder al sarro más profundo. Además debemos modificar, si es posible, los factores causales: tabaco, diabetes descontrolada, estrés, rechinar de dientes; pero sobretodo habrá que conseguir un nivel de higiene bucodental muy elevado por parte del paciente. Ésto, junto a su colaboración activa en todo momento, es el factor más importante para el éxito del tratamiento. También será determinante el que el paciente acuda a todas las visitas de mantenimiento y revisión programadas por su dentista.

¿Qué puedo esperar de mi tratamiento periodontal?. La encía y el hueso perdidos son raramente recuperados, y el tratamiento es paliativo, no curativo, de forma que únicamente podemos esperar detener una rápida pérdida de soporte, y dar así una mayor duración a nuestros dientes. Una vez conseguido este objetivo se pueden realizar medidas correctoras como ortodoncia para recolocar los dientes y prótesis para reponer los que falten.

El no recibir un adecuado tratamiento periodontal conllevará la reducción  progresiva de la sujeción de los dientes, el agravamiento de los síntomas, y finalmente su pérdida anticipada.

dayma odontólogos
 CLÍNICA  DENTAL

©2010 dayma odontologos - Todos los derechos reservados
[Contacto] [Mapa sitio web]